Centrales Sindicales se reunieron con Angelino Garzón, Vargas Lleras y mandos militares

Nacional
Typography

Dentro del proceso de diálogo social que el Gobierno de Juan Manuel Santos inició con el movimiento sindical, ayer tuvo lugar una nueva reunión en la cual, aparte de los presidentes de las tres centrales sindicales, participaron el Vicepresidente de la República, Angelino Garzón; el Ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras; el Viceministro de Trabajo; representantes de la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo; y oficiales de alto rango del Ejército y la Policía Nacional, esta vez para tratar temas relacionados con derechos humanos y las libertades sindicales en Colombia.

En la agenda de la reunión se trató especialmente el tema de la violencia contra lideres sindicales, que no cesa en el país; el estado de las investigaciones por los asesinatos de sindicalistas, cuyo lastre más visible es el de la impunidad, que en el caso de los homicidios y la violencia antisindical sobrepasa el 95%.; y el tema de los esquemas de seguridad para los sindicalistas amenazados. Aunque también se tocaron temas relacionados con la persecución antisindical y las dificultades de los trabajadores para formar sindicatos, y los efectos negativos de las Cooperativas de Trabajo Asociado.

Como resultados concretos de la reunión, en la cual todas las partes expusieron sus diferentes puntos de vista, se acordó que el lunes de la semana entrante los dirigentes de las tres centrales se sentarán con los comandantes de la policía y el ejército para definir estrategias en torno a la seguridad de los sindicalistas; y dos días después la reunió será con el Fiscal General de la Nación, Guillermo Mendoza Diago, para analizar el tema judicial y mejorar la situación de impunidad. Asimismo, acordaron realizar cada dos meses reuniones de seguimiento a los temas de los derechos humanos y las libertades sindicales.

La Agencia de Información de la ENS habló con los presidentes de las tres centrales sindicales para consultar sus impresiones sobre la reunión, y esto fue lo que manifestaron:

Opinión de la Confederación General del Trabajo, CGT

Julio Roberto Gómez, Secretario General de la CGT, dijo que en la reunión esta central sindical fue enfática en solicitarle al gobierno nacional medidas, no solo para proteger la vida de los dirigentes, sino que también para que los derechos de organización, negociación colectiva y huelga tengan un espacio suficiente de respeto en Colombia.

En particular planteó su preocupación por el elevado número de asesinatos de sindicalistas de Fecode y de Aseinpec, entre otros. Pero al mismo tiempo expresó su repudio frente a las conductas antisindicales que hoy afectan a los trabajadores de OMA, BIG-COLA, TELMEX, Licoreras, etc.; porque “en Colombia no solo se matan sindicalistas, sino que desde hace mucho tiempo se vienen matando también sindicatos”, puntualizó en dicha reunión el Secretario General de la CGT.

Informó que en la reunión se abordaron otros temas de interés para el sindicalismo, como es el caso de las Cooperativas de Trabajo Asociado, frente a las cuales el Ministro Germán Vargas Lleras expresó su desacuerdo, planteando incluso su eliminación, al menos cuando lo que hagan sea intermediación laboral. Este tema, anunció, será abordado con el Presidente de la República y el Vicepresidente.

Opinión de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT

Tarsicio Mora, Presidente la CUT, manifestó que, en su opinión, “en estos espacios de diálogo es más lo que se habla y poco lo que se cumple. Sólo se cumple lo que conviene al modelo neoliberal, no lo que conviene al pueblo”, señaló.

En cuanto al tema de la violación de los derechos humanos de los sindicalistas, dijo que la política de exterminio contra el movimiento sindical ha golpeado muy fuerte a la CUT, donde hay sectores específicos gravemente afectados, como el magisterio, que en lo que va corrido del año ha tenido alrededor de 20 maestros asesinados. “Quedamos en que el próximo lunes nos reunimos la CUT y Fecode con los altos mandos de la policía para analizar un tratamiento de derechos humanos para el sector educativo, y para que eso no se quede en letra muerta”, agregó.

Sobre el tema de la impunidad, dijo que han sido muchas las promesas y la buena voluntad, pero hay pocos avances concretos. “Para analizar este punto nos reunirnos el próximo miércoles en el bunker de la Fiscalía General para ver cómo se garantiza que los procesos en curso se agilicen y se haga sentir la autoridad y la justicia frente al proceso de exterminio de sindicalistas”, puntualizó.

Dijo que ve como una contradicción que el gobierno hable de la defensa de los derechos humanos y las garantías sindicales, y al mismo tiempo quiera debilitar el salario mínimo. Esto lo dijo a propósito del proyecto de ley del primer empleo, con la que “los nuevos trabajadores, menores de 25 años, van a recibir menos del 25% del salario mínimo, cuando ellos mismos reconocen que el salario mínimo tal como está no alcanza para que una persona pueda sobrevivir. Quiere entonces decir que están atentando contra un derecho fundamental. Por eso la CUT no comparte esa política, porque el fondo del problema no es el primer empleo, sino que no hay políticas de Estado para normalizar el empleo en Colombia”, aseveró.

Con respecto a las Cooperativas de Trabajo Asociado, que fue otro tema que se tocó tangencialmente en la reunión, la CUT planteó el caso de la sentencia de la Corte Constitucional que establece que el estado no puede contratar personal por cooperativas, contrato sindical y demás, y sin embargo el mayor violador de la norma es el mismo gobierno.

“El señor ministro del Interior vio la justeza de la sustentación que le presentamos sobre este tema y estuvo de acuerdo en tomar una iniciativa para que las cooperativas se puedan regular dentro del marco establecido por la OIT, y a los trabajadores cooperativizados se les devuelvan sus derechos prestacionales, laborales y de estabilidad”, agregó al respecto el presidente de la CUT.

Opinión de la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC

Por parte de la CTC asistió a la reunión el señor Miguel Morantes, su presidente, quien calificó la reunión como positiva dentro del proceso de diálogo que se ha iniciado con el gobierno del presidente Santos.

“Pero todavía estamos en la etapa preliminar, de expectativas. Ya veremos qué pasa cuando entremos a precisar y a desarrollar los puntos concretos de la agenda”, señaló, y agregó que ve con algún optimismo lo que pueda salir de las reuniones que la semana entrante las centrales sindicales tendrán con los mandos de la policía y el ejercito y con la Fiscal General.

“Hablamos en la reunión de la necesidad de frenar el aniquilamiento de sindicalistas, pero también cómo parar la aniquilación de sindicatos. La CTC ha planteado la necesidad de que se respete la libre asociación, que los empleadores no sigan despidiendo a los trabajadores y trabajadoras cuando quieran formar sindicatos”, puntualizó el señor Morantes.