El libro sobre violencia antisindical que el Centro de Memoria Histórica, sin quererlo, ayudó a difundir

Nacional
Typography

“No hay mal que por bien no venga”, refrán popular que perfectamente puede aplicar como moraleja a lo sucedido esta semana con un libro que documenta la violencia que azotó al sindicalismo del sector de la palma de aceite en el departamento del Cesar; un estudio que fue elaborado por la anterior dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica, pero que la nueva dirección se negó a presentar por considerarlo no prioritario.

Se trata del libro “Y a la vida por fin daremos todo«, en cuya elaboración participaron ocho organizaciones sindicales del sector palmero. Recoge la memoria de la violencia contra éstas y sus afiliados desde los años 70 hasta el principio del presente siglo. Da cuenta de casi un centenar de líderes asesinados, de amenazas, torturas, desplazamientos forzados, entre otros vejámenes contra los sindicalistas, cometidos en su inmensa mayoría por organizaciones paramilitares; tema que igualmente ha trabajado la Escuela Nacional Sindical, que el año pasado presentó un libro al respecto, y del que esta agencia de información publicó una crónica titulada Cómo el paramilitarismo asesinó sindicalistas e impactó las relaciones laborales en el sur del Cesar

Pero, irónicamente, la decisión de la actual dirección del Centro Nacional de Memoria histórica (CNMH) de no priorizar el lanzamiento del trabajo de los sindicalistas del sector palmero del Cesar, fue lo mejor que pudo pasar, comentó Arturo Rincón, presidente de Sintraproaceites Seccional San Alberto, activo aportante a la reconstrucción de la memoria de la violencia paramilitar en esa región del país, que fue sangrienta.

“Nos hicieron un gran favor, nos ayudaron en lo más difícil y positivo: la socialización del trabajo y la difusión en el país”, subrayó Rincón.

“La versión que siempre ha primado sobre la violencia en el sur del Cesar, ha sido la de los empresarios de la palma. Nosotros siempre nos habíamos quedado con nuestro dolor en el rincón de nuestra región, y ahora con este libro pudimos revelarlo”, anotó por su parte Aníbal Mendoza, director de Fundesvic, fundación de apoyo a las víctimas de la violencia antisindical en el sector de la palma, y si se quiere la persona que mayor impulso le dio al trabajo por la recuperación de estas memorias y la publicación del libro.

Autor: http://ail.ens.org.co