Sindicatos canadienses piden poner fin a la represi?n contra los movimientos sociales en Colombia

Conflicto armado
Typography
{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/071108/represarias2.jpg{/image}El pasado 4 de noviembre de 2008 sindicalistas del sector público de Canadá  enviaron una carta al presidente Álvaro Uribe Vélez,  conmocionados por lo cruentos ataques del ejercito del estado  en contra de los pueblo indígenas, con mas de cien heridos graves  y  dos muertos en el reguardo La María en el departamento del Cauca Colombia.
 
En  nombre de un millón de trabajadores y trabajadoras de organizaciones sociales  piden en Canadá fin con la represión autoritaria con los movimientos indígenas y sociales de Colombia, en especial en el Valle del Cauca y Cauca, sobre todo cuando hay civiles respaldados por la fuerza pública disparándoles a los que protestan  y el abuso de los  ESMAD impidiendo la entrada de ambulancias.

En tan solo un mes 31 indígenas han sido asesinados  en el país, la utilización de  evidencias falsas por parte del ejército acusando a los indígenas como guerrilleros desacreditando al movimiento,  es vergonzoso.

En las últimas visitas realizadas por los sindicalistas canadienses a Colombia cuentas que se han  entrevistamos con diferentes autoridades del Estado colombiano, como el Ministro del Interior y de Justicia, los Viceministros del Interior y de Relaciones Laborales, el Director del Programa de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la República y el Director de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.
Todos manifestaron que el respeto a los derechos de los trabajadores ha mejorado sustancialmente en su país, y que su Gobierno estaba adelantando medidas dirigidas a evitar el constreñimiento de las libertades sindicales, y a sancionar a los infractores de este derecho.

Un aparte de la carta comenta:
 
Sin embargo, desde nuestra visita, Sr. Presidente, hemos observado como se agudiza el deterioro del ambiente político y se recrudece la represión en contra del movimiento social y sindical. Los ataques en contra de los pueblos indígenas, los trabajadores azucareros en huelga, los pueblos afro colombianos, y las amenazas en contra los trabajadores y trabajadoras de Asonal Judicial y finalmente el número creciente de casos de sindicalistas amenazados y asesinados son pruebas claras de que el gobierno de Colombia está determinado a ignorar los derechos laborales y humanos más básicos de sus ciudadanos.
 
Los pueblos indígenas están reclamando legítimamente sus derechos ancestrales e históricos como pueblos indígenas, los cuales están reconocidos por el sistema universal de los derechos humanos y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. Además, están protestando en contra de los acuerdos de libre comercio con Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea consientes de que estos acuerdos tendrán un serio y negativo impacto sobre su modo de vida tradicional. Por lo tanto, unimos nuestra voz a ellos y a la opinión pública internacional y repudiamos energéticamente las masacres perpetuadas en contra de las comunidades indígenas a través de Colombia y particularmente las que están reunidas en La María Piendamó.
 
Solicita  DENIS LEMELIN Presidente Nacional del Sindicato Canadiense de Trabajadores y Trabajadoras Postales (CUPW),  PAUL MOIST Presidente Nacional del Sindicato Canadiense de Empleados Públicos (CUPE), JAMES CLANCY Presidente Nacional de Empleados Públicos y Generales (NUPGE) y  JOHN GORDON Presidente Nacional, Alianza del Servicio Público de Canadá (PSAC) al gobierno:

“Lo conminamos urgentemente a que intervenga inmediatamente, retirando a las fuerzas de seguridad y acrecentar la confianza resolviendo las legítimas preocupaciones de los indígenas del Cauca.”