ESMAD dispara contra ind?genas en el Cauca

Conflicto armado
Typography
Entre el día de ayer y hoy 22 de mayo de 2008, se viene reprimiendo por el ESMAD la movilización social promovida por los indígenas del Cauca, donde participan cerca de 500 personas.
 
El ESMAD ha utilizado bombas explosivas y armas de fuego, los cuales dejan como saldo 8 indígenas Nasa heridos, entre quienes están Eulogio Dagua Cuetia, Luís Enrique Ramos, Alex Méndez y Luís Eduardo Ramos, comuneros de los resguardos indígenas de Jambaló, San Francisco, Huellas y Toribío.

Las comunidades del Cauca reclaman su derecho a la tierra y el cumplimiento de los acuerdos pendientes que tiene el Estado Colombiano con las comunidades indígenas del Norte del Cauca por la Masacre de Nilo.

Luego de la Masacre del Nilo sucedida en diciembre de 1991, el presidente Ernesto Samper reconoció, el 29 de julio de 1998, la responsabilidad que tuvo el Estado en este suceso y se pidió perdón a los familiares y al pueblo Nasa del Norte del Cauca, comprometiéndose con las victimas a efectuar las recomendaciones dadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en materia de Justicia y Reparación Individual y Colectiva.

Pese a estas declaraciones el Gobierno incumplió con lo acordado, aun cuando éste ratificó su compromiso y se comprometió de nuevo por otro acuerdo en Septiembre 13 de 2005, dando como plazo máximo dos años para el cumplimiento del acuerdo.

Contrario a lo prometido, de acuerdo a información de las comunidades indígenas,  se viene realizando una campaña de desprestigio del movimiento indígena y promoción de la estrategia de guerra. En Consejo Comunitario del 15 de marzo de 2008 realizado con la Presidenta de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Cauca –SAG-, el fiscal regional, un General de la fuerza pública y los Ministros del Interior y de Agricultura, se ofreció recompensa a informantes que denuncien a las mismas personas de la comunidad, especialmente a las que se encuentran involucradas con la liberación de la tierra.

Así mismo en el historial de denuncia de las comunidades indígenas del Cauca se encuentran:
La masacre del Naya sucedida en abril del 2001con más de 100 personas inmoladas por el paramilitarismo y cerca de 5 mil desplazados.
La masacre de 13 indígenas acontecida en la vereda Gualanday, municipio de Corinto, en el año 2001.
La masacre de 7 indígenas en la vereda San Pedro municipio de Santander de Quilichao en el 2001.
El asesinato de tres indígenas de las comunidades de Caloto, mas las desapariciones forzadas y los asesinatos selectivos.
La fase II del Plan Colombia ha implementado a través de acciones cívico militares el despojo de las tierras y los recursos de las comunidades y que se han dispuesto a empresas privadas y multinacionales.

Ante la situación que están viviendo las comunidades del Cauca frente a la represión que están sufriendo por parte del ESMAD, se solicita con urgencia la comunidad internacional de vigilancia humanitaria imprescindible por la falta de neutralidad del Gobierno de Uribe.