Consideraciones de sindicatos se basaron en declaraci?n anual de la CSI

Laboral
Typography
{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/211108/rechazo.jpg{/image}La noticia publicada por los medios de comunicación, incluyendo eldia.com.co, sobre los sindicalistas asesinados y las declaración de las centrales obreras colombianas, no hace parte de una constante indignación sindical del país, como lo quiere hacer ver el gobierno.
 
El hecho de que la CUT, CTC y la CPC presentaran como justificación  la inasistencia a los diálogos de concertación con el gobierno, la necesidad de incluir temas como el desmejoramiento de la situación laboral y la cantidad de delitos en contra del sindicalismo. No se preparó bajo un capricho sino con un argumento sustancial como lo es el informe anual de la Confederación Sindical Internacional.

La primera declaración que hace la CSI sobre Latinoamérica primero afirma que: “No es de extrañar que esta región del mundo conserve el dudoso honor de ser el continente más mortífero para los sindicalistas, principalmente a causa de la situación en Colombia donde 39 sindicalistas han perdido la vida como consecuencia de sus actividades sindicales”.

El documento presentado es un completo estudio que se hace anualmente sobre la situación, no sólo sindical sino de todos la situación laboral en general, que abarca un panorama a nivel internacional en cuanto a la falta de políticas a favor de los trabajadores en casi todos los países (en total son 38 las naciones que tienen filiales a la confederación y en los cuales se basó el estudio).

Pero hay más sobre la situación colombiana, el informe indica que gran parte de la difícil situación sindical no es si la cifra de muertos subió o bajo, apunta a que es todo un conjunto que incluye si los casos de asesinatos o atentados contra dirigentes sindicales han sido manejados con claridad. En Colombia esta situación refleja que la nación no ha mejorado por que haya disminuido el número de muertos, por el contrario, considera que ha empeorado pues el 90 % de los casos están impunes.

Otro de los principales de la declaración recuerda “Aunque en Colombia se ha constatado una ligera mejora en cuanto al número de homicidios de sindicalistas, esta buena noticia relativa se viene abajo frente a la resurgencia de otras formas de violencia: se duplicó el número de atentados, aumentaron los desplazamientos forzados, los allanamientos ilegales, las detenciones arbitrarias y el nivel de amenazas. Los sectores más afectados por estas violaciones de los derechos sindicales son la agricultura, la educación y la sanidad”.

Es importante señalar que Colombia viene acompañada por la mayoría de países latinoamericanos que fue el peor librado del informe, sin embargo, también fueron exaltados el caso de Irán donde se señalaron 40 sindicalistas arrestados y Marruecos donde también hay un alto número de muertos y prisioneros.

Por último, el dato más vergonzoso que aportó Colombia, a parte de ser el peor librado en materia de hostigamiento, atentados, entre otros, es que de los 91 sindicalistas reportados como asesinados a nivel mundial, el país aportó 39 victimas, de las cuales ninguna ha tenido un proceso, caso contrario al de Guinea, segundo en la lista con 30 muertos pero con casos de investigación en proceso.