La subcontratación laboral y la contratación por agencias se han convertido en un fenómeno mundial que constituye uno de los mayores desafíos que enfrentan los sindicatos afiliados a la ICEM. A principios de la década de 1980 ya era un problema para los sindicatos de los países industrializados, cuando las compañías buscaban flexibilidad, y actualmente se ha constituido en un problema en las regiones en vías de desarrollo en Asia, África, América Latina y Europa Central y Oriental.