Finaliza la asamblea de Delegados de Sintraelecol.

Despublicado
asamblea
Typography

Finalizó la XXII Asamblea Nacional del sindicato de Trabajadores de la energía en Colombia –Sintraelecol-, en el mismo se llegó a importantes conclusiones respecto al futuro del sindicato.

Esta asamblea de delegados discutió temas de importancia como la reforma de los estatutos. Entre las principales medidas adoptadas se debe mencionar la ampliación del carácter del sindicato, el cual pasó de se un sindicato de trabajadores del sector eléctrico, a un sindicato de trabajadores del sector energético, lo que equivale a una decidida apuesta por el sindicalismo de industria. De acuerdo a los nuevos estatutos Sintraelecol “es una organización sindical mixta, de primer grado y de rama de industria”

Esta acción está en línea con  la idea de  generar  un único sindicato energético en el país, por lo que se busca a mediano plazo la integración con otros sindicatos del sector como la USO y Sintraminergética. La constitución de sindicatos de industria permitirá aumentar la capacidad de presión de los trabajadores y adecuar la estructura de los sindicatos a las nuevas realidades del país.

De acuerdo al dirigente sindical Pablo Santos, la transformación en sindicato energético es una orientación surgida del quinto congreso de la CUT, con la idea de generar sindicatos más fuertes.  De llevarse a cabo esta idea, en vez de muchos sindicatos de base con unos cientos de afiliados cada uno, se lograría conformar unas 18 grandes organizaciones.

Se trata de un primer paso para la constitución de un sindicato único nacional en el que además estarían integrados Sintraminergética, Sintraquim y la USO.  Santos afirmó que el sector energético estaría constituido por unos 25.000 trabajadores, “25.000 trabajadores con una buena estrategia, con un buen plan de acción, es una medida de presión interesante ante el gobierno nacional y sus políticas”, afirmó el dirigente sindical.

En la reunión de Sintraelecol se definieron medidas adicionales como la eliminación de dos secretarías, con lo que se reduce de 22 a 20 el número de directivos nacionales; el aumento de representantes, dado que se pasa de un delegado nacional por cada 40 afiliados a uno por cada 30; y la regla de que ningún directivo de Sintraelecol lo puede ser al tiempo de dos o más sindicatos de primer grado. Con esta asamblea sale fortalecido el sindicalismo del sector energético y se abren perspectivas prometedoras para la acción sindical colombiana en el mediano y largo plazo.