Disminuci?n de tarifas de Cundinamarca, en veremos

Bogota C/marca
Typography
{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/190809/image.jpg{/image}Persisten los inconvenientes en regulación de tarifas de la energía de Cundinamarca, y está en duda la posible rebaja para los próximos meses. 
 
 
Los costos de generación, precios de distribución por zona, y la implementación de políticas de recuperación de energía corte y reconexión son los factores que nivelan las tarifas en todo el país y que dependen directamente de cada Empresa y su operación en la región.

En Cundinamarca  por las pérdidas que se obtienen en  infraestrutura  este precio aumenta y se diferencia considerablemente de los precios de distribución de energía de Bogotá.

Por esta razón no se han cumplido las expectativas de disminución de tarifas a pesar de que el Ministerio anunció un ajuste a la formula que rebajaría cerca de 75 pesos kw en Cundinamarca, aplicando desde Septiembre.

De acuerdo con Gonzalo, las tarifas de la EEC se rebajarían a costa de subir los precios de recibos de Codensa, mientras que son 175 mil cuentas en Cundinamarca son 1’.700.000 en Bogotá, pero lo cierto es que el costo del servicio como esta estructurado seguirá cobrándose.

“El costo para los cundinamarqueses es terriblemente alto pero además muy desequilibrado, un estrato 4 que paga tarifa plena le están cobrando por encima de 300 pesos un KW, en cambio a un industrial le  cobran por encima de 100 pesos, los de estratos altos y los que se lucran con el uso son los más beneficiados, mientras que los que tienen la necesidad terminan pagando platos rotos por el alto precio y la rentabilidad que alcanzan las empresas“

Frente a la rentabilidad también hay un gran debate, la ganancia de Codensa para este año, por ejemplo, supera  los 211 mil Millones de pesos, las utilidades de generadoras y comercializadoras se han incrementado en niveles de 12 a 15% “hay un profundo desequilibrio entre la rentabilidad que tienen las empresas y lo que tienen que pagar los usuarios”.

Lo cierto es que la rebaja tal como estaba planteada no se dará, descenderá el costo aunque los usuarios, sin embargo, seguirán pagando un precio alto en sus recibos, y las comercializadoras y generadoras recibirán sus altas utilidades.