San Cayetano
Typography

Tulio Leyton después de cinco largos años de estar luchando en los tribunales de justicia porque el mínimo vital y la movilidad del salario tuviese los reajustes necesarios de acuerdo a los convenios laborales, el Sindicato de Trabajadores de la Electricidad de Colombia (Sintraelecol), obtuvo a través de una tutela un resultado favorable para sus 76 afiliados que cumplen diferentes funciones en la planta de Termotasajero, municipio de San Cayetano, de Norte de Santander.

 

La Jueza 34 Civil del Circuito, de Bogotá, María del Pilar Arango Hernández, el jueves 31 de mayo, decidió darle curso a la tutela solicitada y en providencia revoca igualmente el fallo emitido por el juez Primero Civil Municipal de la capital de la República, el 20 de abril de este año, por lo determinado en la parte motiva de este proveído.

También le otorga como mecanismo transitorio la protección deprecada  al derecho constitucional fundamental de subsistencia, al mínimo vital y movilidad salarial que le asiste a los acá representados por el Sindicato  y que le vienen siendo conculcados, cuando no amenazados por la Sociedad Termotasajero S.A. E.S.P., de conformidad con lo determinado en la motivación de esta providencia.

Se señala, además, que como consecuencia inmediata de lo anterior se le “ordena a la Sociedad Termotasajero que en el perentorio e improrrogable término de ocho (8) días, y con la plena observancia de lo determinado en la parte motiva, y entonces proceda a indexar y pagarle a sus trabajadores acá representados por el Sindicato lo correspondiente a su remuneración salarial en la forma que ya se precisara, por lo que se debe entender que lo plasmado en la motivación hace parte integral de esta decisión”.

La jueza Arango Hernández expresa que de inmediato y telegráficamente se le comunique lo resuelto en esta instancia a las dos partes, dentro del término previsto en el artículo 32 del Decreto 2591.  Igualmente, ordenó que el expediente contentivo de esta acción tutelar fuera remitido a la Corte Constitucional para su eventual revisión.

Convención colectiva La jueza, que en 11 folios hace una recopilación de toda la decisión de su colega del Primero Civil Municipal de Bogotá y la tutela, cuando se refiere a la Convención Colectiva subraya que se debe tomar por parte de Termotasajero S.A., el valor del salario último pagado con base  vigente para febrero del 2002 e indexarlo a la fecha de esta providencia, es decir, para el 31 de mayo del 2007, y así sucesivamente cada fin de mes mientras persista la situación acá observada o les sea definido lo correspondiente por la Jurisdicción Laboral, para de esta manera no intervenir con lo relativo al incremento salarial deprecado por la parte actora tanto ante dicha Jurisdicción como ante ésta, y que como se dijera debe ser definida por aquella.

“Quiere decir todo lo anterior que de esta manera se ha dilucidado que como la situación fáctica acá observada es análoga a la avizorada y estudiada por la Corte Constitucional en sus sentencias T-102 de 1995 y la T1453 del 2000, además de relevar a esta funcionaria judicial de disquisiciones al respecto del valor intrínseco del salario, como también de su reajuste en atención a la remuneración móvil deprecada por esta vía al punto que estimara que la pérdida del valor del salario constituye un perjuicio irremediable para el trabajador, lo que viabiliza la prosperidad de la acción de tutela”, dice la jueza.

Mañana último día Conocida la noticia de que un grupo de los 148 trabajadores que tiene la nómina de Termotasajero en los actuales momentos, por fin ganó una decisión tribunalicia, el presidente del Sindicato, Ramiro Rubio Pinzón, señaló no conocer oficialmente la decisión y, por lo tanto, ofreció tener noticia para el próximo martes 19. También se supo que a los 76 trabajadores afiliados a Sintraelecol que hoy figuran en la lista de los triunfadores, desde el 1 de marzo del 2002 la empresa les había congelado todos los aumentos salariales, mientras que los otros 72 recibían los beneficios correspondientes.

Se conoció, asimismo, que al primer administrador que tuvo la empresa Termotasajero, Miguel Uriel Hernández, desde el 21 de enero de 1997 hasta el 2002, le reconoció todos los aumentos. Sin embargo, con la llegada del actual Carlos Quintero, la situación cambio radicalmente, incluso se dice que presuntamente existe una lista de 40 trabajadores sindicalizados que estarían pronto a ser despedidos. La empresa privada de la electricidad en Norte de Santander pertenece a un grupo de inversionistas de las Islas Caimán, pero con su sede principal en Nueva York, Estados Unidos.

En Colombia se denomina Coduit-Capital-Partners, la cual al parecer tendrá que pagar lo ordenado por la jueza en el día de mañana, debido a que se le cumplen los 8 días hábiles.