No se puede pensionar porque la empresa no cotizo para su pensión

Docuemntos
Typography

En Cimitarra Santander, a sus 68 años de edad, ALVARO VALENTÍN RAMOS CASTELLANOS continúa trabajando en la ELECTRIFICDORA DE SANTANDER S.A. ESP – ESSA, una empresa EPM.



Identificado con la cédula de ciudadanía número 6.707.765  de Cimitarra, nació en Barrancabermeja el 19 de julio de 1944, ingresó a trabajar el 17 de marzo de 1986 en mantenimiento de redes,  se capacitó y pasó a la subestación Cimitarra como operador de subestación desde el año 1996 hasta el año 2010, cando lo enviaron, sin memorando, como auxiliar del revisor de instalación de contadores, cargo que continúa desempeñando a la fecha.

Álvaro Valentín solicitó su pensión por vejez el 19 de febrero del  año 2008 con  64 años de edad y 22 de servicio, al Instituto de Seguros Sociales, aportando por parte de la ESSA certificado de la historia laboral por 8 años, 9 meses y 14 días (452 semanas), y un privado autoliss de la Electrificadora por 9 años 3 meses (475 semanas).   El ISS-Seccional Santander, con Resolución Nro. 4452 del 29 de mayo de 2008, le niega la pensión de vejez por no haber cotizado al ISS sino 452 semanas, que el cotizante acredita la edad pero no  cumple con el tiempo de servicio o aportaciones exigido, razón por la cual no tiene derecho a la pensión que reclama.

En el año 2009 con radicado ESSA-55845-BGA del 16 de octubre de 2009, la Unidad de gestión humana y organizacional de ESSA le contesta al Álvaro Valentín Ramos Castellanos, ante un derecho de petición suyo, que no puede aportar copia de los “aportes al sistema general de pensiones al ISS en el periodo comprendido entre el 17 de marzo de 1986 hasta el 30 de agosto de 1998 (475 semanas) en  la sub zona Cimitarra, porque en ese tiempo la empresa todavía no efectuaba aportes a ninguna entidad o fondo de previsión, motivo por el cual la ESSA ha emitido certificación para la emisión de bono pensional tipo B en los formatos diseñados para tal fin por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y Ministerio de la Protección Social, el cual será entregado al ISS con el fin de que ellos efectúen la liquidación del respectivo bono y nos envíen el requerimiento para su respectiva aceptación y pago.”

A la fecha no se ha hecho efectivo este requerimiento.

Ante solicitud de Álvaro Valentín Ramos,  ESSA hace constar que “en Abril de 2010 el trabajador desempeña el cargo de Oficial Operador de Subestación, adscrito al área U  Ade Magdalena medio-Tyd, devengando un salario básico de $1.227.341 y un salario promedio de $2.595.473.”

Con radicado ESSA INT-03269-BGA del 22 de marzo de 2011 reclama su pensión de jubilación  convencional por haber cumplido 25 años de servicio y tener más de 50 años de edad (67 en ese momento).  ESSA le niega la pensión de jubilación argumentando el Acto legislativo del 2005, según Memorando INT-03512-BGA del 24 de marzo de 2011.

Finalmente, habiendo trabajado 27 años en la ESSA y con 68 años de edad Álvaro Valentín Ramos Castellanos no tiene claro su futuro.  Le están vulnerando su derecho a la pensión, porque lo que él tiene que seguir trabajando hasta que la empresa efectúe los pasos necesarios para que se pensione.  Actualmente los ingresos mensuales de Álvaro Valentín han disminuido con el cambio de cargo, sus cesantías ahora se han vuelto negativas,  además presenta problemas de salud como tensión alta,  está perdiendo la visión, se fatiga mucho al caminar  y habla con cierta dificultad y lentitud.

Este no es el único caso que tiene la ELECTRIFICADORA DE SANTANDER  de falta de cotización para pensión.  Los compañeros JORGE FAJARDO MONROY, BELISARIO CARDONA y BLANCA ISBELIA REYES, trabajadores de Cimitarra, tampoco tienen las cotizaciones correspondientes desde su vinculación hasta el 30 de agosto de 1998.

Alertamos a los compañeros trabajadores de las diferentes empresas del sector eléctrico para que revisen sus historias laborales y si presentan inconsistencias o periodos no cotizados diríjanse a las oficinas de Sintraelecol de su Seccional para que les den  instrucciones  y asesoría sobre los pasos a seguir para reclamar sus derechos de semanas cotizadas.

Se enviará carta al Ministerio del trabajo, Procuraduría y  Defensoría del pueblo pidiendo la intervención de estas entidades para que como entes de control e inspección se le dé una solución,  para que puedan disfrutar de la pensión a la que tienen derecho los trabajadores,  que no tienen la culpa de la negligencia de las empresas de no cotizar lo correspondiente a sus pensiones.



Nergida Quintero Burbano
Secretaría Salud Ocupacional
Sintraelecol Nacional