CARTA ABIERTA

Sin categoría
Typography
{image}http://www.eldia.co/images/stories/310310/cut.jpg{/image}Respuesta a la información publicada en el Diario Portafolio de Bogotá el pasado 15 de marzo, a raíz de una carta enviada por el Doctor Luis Carlos Villegas a la OIT y a las principales Embajadas en el mundo, en donde manifiesta “que sindicalizados en Colombia aumentaron un 76% desde el año 2002 hasta el año 2009”.
 
Manifestamos nuestro rechazo a este tipo de informaciones que en nada aportan a la verdad. La ANDI y su representante han estado siempre en el conglomerado de los empleadores en el país y les cabe toda la responsabilidad directa o indirecta en la ejecución de las políticas antisindicales.  Así ha venido ocurriendo, por ejemplo, con el fomento de las Cooperativas de Trabajo Asociado-CTA las que han proliferando sin control alguno llegándose al extremo de que el propio gobierno se vio forzado a ordenar el cierre de miles de ellas por incumplir con las más elementales normas del derecho laboral.

El Doctor Villegas está en la obligación de revelar las fuentes sobre las cifras que lo conducen a semejantes conclusiones. No es posible que en Colombia, país en el cual se han reestructurado cientos de empresas del estado y lanzado con ello al desempleo a miles de funcionarios y donde el DANE reconoce un desempleo estructural del 14.6% y una informalidad que supera el 60%, resulte ahora que la fuerza laboral ejerce su trabajo bajo las garantías plenas de sindicalización.

Las grandes empresas del sector industrial y en especial las multinacionales impiden a como de lugar la sindicalización de los trabajadores. Esto se ha reflejado en la drástica reducción de las convenciones colectivas y en los incrementos de formas de contratación basadas en la informalidad y el destajo, la proliferación de las famiempresas y asociaciones para servicios generales, formas de vinculación laboral que como de todos es sabido son contrarias de manera absoluta al crecimiento de las tasas de sindicalización.

Cuando hace dos décadas fundamos la CUT, lo hicimos con más de un millón de afiliados, hoy tenemos 531.000 afiliados registrados ante la Central Sindical Internacional –CSI-. Siendo la CUT la Central mayoritaria en Colombia, no entendemos en donde está el crecimiento, pero, podemos demostrar fehacientemente que la reducción del sindicalismo es dramática hasta el punto de que la tasa de sindicalización solamente alcanza el 4.7% de toda la población económicamente actica –PEA- Colombia ha sido sancionada en la Conferencia de OIT, en el año 2009, entre otras razones, por la violación al derecho de asociación y libertad sindical.

Los empleadores y el gobierno han sido artífices directos en la ruptura de las organizaciones sindicales. Para romper los derechos de negociación colectiva promueven el más burdo esquirolaje y el paralelismo sindical a través del famoso carrusel. Como si fuera poco, recogiendo los restos del esquirolaje, patronos y gobierno, promueven en la actualidad la creación de una nueva Central Sindical, lo cual contribuirá a empeorar el actual grado de debilitamiento y dispersión del movimiento sindical. Por otra parte, no se debe olvidar que entre el año 2002 y 2009, han sido asesinados más de 500 sindicalistas y otros miles de activistas y afiliados han sido enviados al desplazamiento y exilio forzado.

Por lo anterior rechazamos como infundadas y carentes de toda veracidad las afirmaciones del Dr. Villegas. Ellas buscan crearle al gobierno un ambiente favorable en momentos en que en el Consejo de la OIT se apresta a establecer la agenda de trabajo para la Conferencia de mitad de año y en que se presiona la firma de un TLC con la Unión Europea y se desentrabe definitivamente en el Congreso Norteamericano del TLC con Estados Unidos.

 

Atentamente,



TARSICIO MORA GODOY      DOMINGO TOVAR ARRIETA
Presidente                          Secretario General