Carta al presidente Uribe

Sin categoría
Typography
Señor Presidente: el sindicalismo colombiano agrupado en la CUT, CGT y CTC, le reitera la convicción de encontrar salidas concertadas para que a través del diálogo se diriman los problemas que tenemos y que hemos planteado en otrora, pero que continúan sin solucionar.
 
Agresión sindical:

Como es de público conocimiento, insólitamente  empresas nacionales e internacionales están comprometidas con el pago a los paramilitares, quienes a través del asesinato y la intimidación contribuyeron a la liquidación sindical.  Recordemos, algunos casos:

La multinacional norteamericana Chiquita Brand fue sancionada en marzo de este año, con una multa de 25 millones de dólares, tras reconocer que entregó más de 1.7 millones de dólares a grupos paramilitares.

La multinacional Drummond Mining tiene que responder a una demanda en las cortes de Estados Unidos por su complicidad con el asesinato de tres dirigentes sindicales de Sintramienergetica, en medio de la negociación laboral que se adelantaba entre la empresa y el sindicato.

En la versión libre que está dando el paramilitar Mancuso, compromete a todo el gremio bananero; además, a las empresas Bavaria y Postobon y hoy, al parecer, abordará los vínculos de otras empresas con la ola de terror que impusieron los paramilitares.  

Llamamos la atención sobre esta grave situación, que confirma nuestras denuncias y que demanda del Gobierno una respuesta, porque en Colombia hay una relación entre este tipo de apoyos con la intimidación o la liquidación sindical.

Incumplimiento de Acuerdo Tripartito:


El Acuerdo Tripartito firmado en la última Conferencia de la OIT tiene dos ejes: por una parte, la promoción de la cooperación técnica y, por la otra, la promoción del trabajo decente, defensa de derechos fundamentales, defensa de dirigentes sindicales y defensa de sindicatos, especialmente en la vida, negociación colectiva, libertad sindical, asociación sindical y lucha contra la impunidad.

Sobre el trabajo decente, la tendencia que presenta la estructura de la economía colombiana es hacia la tercerización, pues si observamos la dinámica del crecimiento económico, según su composición sectorial encontramos que los servicios, el comercio, el sector financiero, así como los servicios comunales o gubernamentales alcanzan más del 60% de la actividad económica.  Además, el comportamiento laboral evidencia el aumento del trabajo temporal, incumpliendo la lucha por el trabajo decente.

Siguiendo con la precarización, las Cooperativas de Trabajo Asociado continúan con la intermediación laboral afectando seriamente las organizaciones sindicales. En el 2006, las CTA llegaron a 3.296 agrupando a 456 mil asociados, constituyéndose en una estrategia empresarial y gubernamental para eludir la contratación laboral directa.

En cuando a la negociación colectiva, continúa la disminución de la misma y el fortalecimiento de los pactos colectivos, tal y como se evidencia en le 2007.

Es bueno recordar que entre 1994 y 2000 veníamos negociando un promedio de 700 convenciones por año.  Ahora tenemos una caída del 63% en el número de convenciones y del 56% en los trabajadores beneficiados.

En este marco reiteramos el cumplimiento de los convenios de la OIT, 87, 98, 151 y 154, entre otros, para darle cumplimiento al Acuerdo Tripartito.

Sobre el registro sindical, se negaron 71 solicitudes de nuevas organizaciones sindicales; 185 de solicitudes de registro de juntas directivas; 38 solicitudes de registros de estatutos.  Estas cifras del Ministerio de la Protección Social, muestran los obstáculos que tenemos par la actividad sindical. Ligado a lo anterior, continúa el desconocimiento de los permisos sindicales, que son garantías acordadas en el Acuerdo Tripartito para el ejercicio sindical.

En cuanto a la impunidad, es preciso informar que desde 1991, hemos tenido 2.245 sindicalizados asesinados, de los cuales 496 son dirigentes sindicales y, hasta ahora, los resultados concretos en materia de sanción a los causantes de los crímenes sigue en la impunidad.

Diálogo y concertación:


Estamos porque en la Comisión Nacional de Concertación se desarrollen los puntos que ésta establece, pero lamentablemente los proyectos de ley siguen presentándose al legislativo sin la discusión previa en esta instancia constitucional.

El tema de la seguridad social y la liquidación del ISS, amerita una discusión, en la perspectiva de restablecer la seguridad social pública; lo mismo que las transferencias. En cuanto a la USO, cumplir el mandato de la OIT, a propósito del reintegro de los despedidos de Ecopetrol.

Otro punto a discutir es el relacionado con la disminución que tuvieron los pensionados de su mesada al obligárseles a pagar el medio por ciento para ampliar la cobertura en salud, cuando esa cifra deben asumirla los empresarios. Aspiramos a que la Comisión se convoque regularmente para abordar estos temas.

Cumplimiento de la palabra dada

Tal y como se lo expusimos en la reunión del 31 de enero y se lo recordamos en carta del 9 de mayo de este año, los trabajadores del sector público estamos a la espera de concretar su compromiso público del 1ª de mayo de 2006, mediante el cual se planteó la búsqueda de mecanismos para inscribir a los empleados en provisionalidad a la carrera administrativa. También el vínculo a término indefinido de los trabajadores con contratos distintos al laboral.

Revisión salarial

Entendiendo que la meta de inflación prevista del 4.5% para el 2007, ya es inalcanzable, requerimos, convocar la Comisión Nacional de Concertación para abordar el incremento salarial tanto en el sector privado como en el público.

En los últimos 12 meses el aumento de precios fue de 6.25% y en los primeros 4, de este año 4.11%. Por estas razones, estamos solicitando rediscutir la política salarial, para lo cual estamos demandando del Gobierno y empresarios un incremento salarial.

Garantías democráticas

Demandamos todas las garantías para que en la coyuntura salga a flote toda la verdad, en la perspectiva de toda la justicia como elementos substanciales de la democracia, en el marco constitucional, permitiendo que el pluralismo y la diversidad de opiniones cuenten con las garantías democráticas para que la controversia enriquezca la democracia y al unísono rechacemos todo intento por obstruír el libre juego de las ideas, la intimidación, el espionaje o la interceptación telefónica.

Atentamente,



CARLOS A. RODRIGUEZ DIAZ
Presidente CUT

JULIO ROBERTO GOMEZ E.
Secretario General CGT

APECIDES ALVIS FERNANDEZ
Presidente CTC