Salvatore Mancuso vincula a más políticos con las autodefensas

politica
Typography
El segundo día de versión libre del ex jefe paramilitar Salvatorte Mancuso ante la Fiscalía resultó tan explosivo como el primero. El ex líder de las autodefensas no solo se ratificó en sus declaraciones del martes, sino que aseguró tener pruebas para refutar a los políticos salpicados que salieron a rectificarlo e involucró a un nuevo grupo de dirigentes de la Costa Atlántica.
 
 
Este miércoles Mancuso estuvo más seguro de sus palabras ante el Fiscal. Habló rápido y en ocasiones farfullando los nombres de todos los políticos con los cuales habría tenido pactos. Una de las personas a las que más mencionó fue, sin duda, a la ex representante Eleonora Pineda de quien dijo era su enlace político con Bogotá. “Esa mujer sí sabe mucha letra menuda... esa era su función” le dijo Mancuso al Fiscal cuando olvidó uno de los tantos nombres de políticos que mencionaba en las reuniones de jefes de las autodefensas con dirigentes de la Costa Atlántica. Incluso contó una anécdota del día que el presidente Álvaro Uribe hizo uno de sus primeros concejos comunales en Montería. Dijo que Eleonora sacó del concejo a Armando Benedetti y a otro congresista al que identificó como “Campos” para llevarlos a una reunión en Ralito con Mancuso. En ella se comprometieron, según él, a liderar el proceso de paz con las AUC. Para esos días Ralito no era aún “zona de distensión”.

Se refirió al actual Alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez, sin mencionar su nombre, y dijo que él les dio dos secretarías a cambio de votos para su elección. De la ex congresista Rocío Arias, reconocida por su cercanía con las autodefensas, dijo que salió elegida Representante gracias a un acuerdo con los paras en Antioquia.

También dijo que más adelante dará detalles sobre la forma en que, según él, multinacionales empresas “como Bavaria y Postobón apoyaban a los paramilitares.

Entre tanto el presidente Álvaro Uribe ratificó su confianza en el Vicepresidente Francisco santos y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, a quienes el ex jefe paramilitar acusó un día antes de solicitarle a Carlos Castaño la creación del Bloque Capital y de proponerle al extinto jefe de autodefensas un pacto para sacar del poder al ex presidente Ernesto Samper, en 1997, respectivamente. Incluso el Vicepresidente les pidió a las autoridades investigar las denuncias que en su contra hizo Mancuso.

La mayoría de los congresistas mencionados por Mancuso durante su versión libre del martes prefirieron guardar silencio. Entre los pocos que hablaron figura el senador Mario Uribe, quien lo hizo para decir que nunca ha pactado con grupos ilegales y que no es cierto que haya hecho alianzas para respaldar candidato alguno a la Cámara de Representantes en Córdoba.

Otros salpicados

En horas de la mañana afirmó que tuvo reuniones con políticos de Córdoba como Julio Manzur, Zulema Jattin, Reginaldo Montes, Salomón Náder, Libardo López, José Maria López y Musa Besaile. Luego Pasó al departamento de Bolívar donde, dijo, se reunió en casa de la ex congresista Eleonora Pineda (hoy presa en la cárcel del Buen Pastor), con Libardo Simancas, Alfonso López Cossio, Alfonso Ilsaca, “Juancho” Duque, Juan José García y algunos emisarios del senador Javier Cáceres. En esta última reunión se habló y se pactó la forma cómo iba salir elegido Alfonso López Cossio en las votaciones para Congreso.

Dijo que el “Comandante Mauro” y Jorge 40 eran quines dominaban los municipios del Cesar, Magdalena y La Guajira y se ratificó en que hasta hace unos cuatro años las AUC tenían el control del 35% del Congreso. “Ese mismo cálculo lo debe hacer la guerrilla” dijo. A continuación dijo con complacencia que “todas las alcaldías actuales de María la Baja, El Guamo y Arjona son nuestras” y que “manejé 25 de los 28 municipios de Córdoba... los otros tres eran de ‘Don Berna’ y ‘El Alemán’”.

Según Mancuso, en Tierralta impuso dos Alcaldes: Sigifredo Señor y Humberto Santos Negrete. En Buenavista, a Fernel Bertel; en Lorica, a Rodolfo Montes; en La Apartada, tras una contienda apoyada por ganaderos afectos a las AUC, a Catalina Durango de Paz; en Puerto Libertador, a Julio Sánchez Moreno, en Montelíbano, a Moisés Ander; en Ayapel, a Pedro Julio Márquez; en San Pelayo, a Wilson Arroyo; en San Antero, a Martín Álvarez Morales y Wilmer Pérez; en San Bernardo del Viento, a Wilson Negrete Flores; en Chinú, a Julio Álvarez Turiso; en Chimá, a Carlos Rodríguez; Sahún, a Pedro Otero; en Ciénaga de Oro, a René Burgos; en San Andrés de Sotavento, a Juan Carlos Casado; y en Puerto Escondido, a Carlos Vergara. Mancuso iba leyendo nombre por nombre y municipio por municipio como si se tratara de una lista de mercado. En varias oportunidades se repetía o, incluso, los pronunciaba tan rápido que el Fiscal le pedía repetir nombres..

A la hora de referirse al departamento de Sucre, aclaró que los datos que tiene se los había proporcionado Diego Vecino e hizo referencia a ayudas par ala candidaturas de Muriel Benito Rebollo a la Cámara y Jairo Merlano al Senado. También se refirió a los alcaldes Pedro Luna, de Coveñas; Jorge Blanco, de San Onofre; y a la Diputada Nelly Blanco. “Nosotros sacamos el 80 por ciento de los concejales en los 5 municipios que comprenden al Golfo de Morrosquillo porque el 20 por ciento restante ya eran adeptos nuestros” dijo el Jefe paramilitar.

En la sesión de la tarde, Salvatore comenzó a hablar de importantes ganaderos del norte del país como Jaime Isaac, Joaquín García, Olegario Otero y Mauricio Aristizábal. Dijo que había sostenido una reunión con ellos para precisar las finanzas de las AUC. Dentro de los personajes también nombró a Elías Vélez, uno de los propietarios de la empresa de zapatos, Vélez.

También se refirió a dos reuniones más: una primera en un prestigioso Club de Medellín pero no hizo referencia a los nombres de las personas que allí participaron salvo el de Diego Vecino. Y otra en el César con la familia de Jorge Gnecco, en la que se trató el tema de la expansión de las AUC.