Re-acciones de la fiebre

Despublicado
politica
Typography

Desde hace ya un tiempo, la modalidad de  vender y comprar acciones por parte del sector empresarial, impregna las ilusiones del  común ciudadano por ser  accionista   de una gran empresa.

Primero la banca a través de el grupo empresarial AV villas empieza a subir la temperatura en esta  particular oferta de vincular a los ciudadanos del común, en socios de las grandes emporios bancarios.

Ahora,  para mantener la euforia colectiva la empresa ISAGEN  promueve  la adquisición (con montos accesibles) de acciones  a cualquier persona con intereses en la inversión. El eco no pudo tener mayor  éxito cuando los formularios que se distribuían en la sucursales de Bancolombia  se agotaron  antes de lo presupuestado, las filas y el caos por conseguir un formulario genero descontento en las población que tenia depositada la esperanza de invertir sus ahorros  en acciones de ISAGEN, como manifestó una señora pensionada que no pudo lograr su sueño de convertirse en accionista.

No esta demás por decir, que las acciones que subasta ISAGEN no trascienden el 15 por ciento del capital total y las decisiones que se tomen como accionista podrían  dejar frio a cualquier  de los nuevos inversionistas, a  esto se le suman las quejas por la compra de las acciones  y el  drama para los ciudadanos que aspiran adquirir el monto mínimo de 1.000 acciones por 1'130.000 pesos.

Muchos de ellos se han quejado porque, bajo el pretexto de que se acabaron los formularios, comisionistas de bolsa no les atienden si no prometen adquirir montos de más de 5 millones de pesos.

Lo anterior ya encendió las alarmas de la Superintendencia Financiera que amenazó con sanciones a los intermediarios que condicionen la venta de las acciones, las cuales salieron al público en general el pasado 2 de junio. "Resulta pertinente recordar que se considera infracción en el mercado de valores, la conducta consistente en realizar, colaborar, cohonestar, autorizar, participar de cualquier forma o coadyuvar con transacciones u otros actos relacionados, que tengan como objetivo o efecto, entre otros obstaculizar la libre concurrencia y la interferencia de otros en las ofertas sobre valores", indicó la superintendencia en una circular.

Con este panorama es muy factible que la de compra de acciones logre disminuir la temperatura a los que vislumbraban  con  la adquisición  de acciones una atractiva posibilidad de generar dividendos y a los otros, que ya invirtieron,  se les incremente    la fiebre, por las consecuencias  de compra de acciones.