Sancionan a Caf? salud por paseo de la Muerte

Opinión
Typography
Se continua violando el Derecho a la Salud y la Atención Inicial de Urgencias en Colombia; ¿como es posible que en este país siga sucediendo repetidamente lo mismo, casi a diario? El caso de Orlando Plazas Gutiérrez quien cuidaba carros en la localidad de Kennedy y murió a escasas cuadras del centro de salud,  es uno de los tanto que ocurren en nuestro país.  Lastima que el Estado tenga que llegar hasta el punto de sancionar con una multa de  433 millones de pesos a la EPS y una de 867 millones a Esimed S.A., empresa que administraba el centro de atención, como si eso le devolviera la vida a las personas victimas de este flagelo.

 Aunque las multas impuestas por la Superintendencia de Salud son muestra de que Estado esta reaccionando y castigando a quienes violan este derecho, debería procurarse cambiar el sistema en la práctica para que sea mas eficaz, uno que permita una atención inmediata a las personas que necesite atención médica cuales quiera sean las razones.

Cafi Kennedy de Cafesalud fue hoy la protagonista, ya que según versiones de los vecinos del sector, cuentan que el cuidador de carros, Orlando de 46 años, se dirigió al centro de salud cuando presentaba un fuerte dolor de cabeza, hacia el mediodía, cuando el celador le negó la entrada por no ser afiliado a esa entidad.  Plazas quien se había quejado de fuertes dolores de cabezas desde hace varios días, salió del centro y a pocos minutos de retirarse del lugar murió, confirmaron  funcionarios de Cafi.

Aunque en su defensa Cafesalud  pone de manifiesto que esa IPS de Kennedy solo cuenta con  atención de servicios ambulatorios y que no se encuentran en condiciones de prestar los servicio de urgencias, esto no debería ser justificación para dejarlo morir a pocas calles del sitio y sacarlo tan injustamente de un lugar donde se presta atención medica y hubieran podido asistirlo de una u otra manera.

El actual sistema de  salud, pone a ésta como una mera mercancía, perjudicando a la mayoría de la población colombiana que en su precaria prevención de enfermedades se enfrenta a una atención de mala calidad por que los especialistas de la salud se encuentra obligados  y presionados a mostrar resultado en pro de la demanda y no la oferta significando el deterioro indignante de la salud de todos.