Magisterio nacional se reúne con Vicepresidente de la República

Educación
Typography

{image}http://eldia.co/images/stories/240111/002.jpg{/image}El pasado 18 de enero de 2010, La Federación Colombiana de Educadores (FECODE) se reunió con el Vicepresidente de la República, Angelino Garzón, donde discutieron varios temas de importancia para los docentes colombianos como el respeto al derecho de asociación, aumento salarial, entre otros.

Luis Eduardo Varela, Secretario General de Fecode, manifestó que uno de los temas centrales  fue la Pensión Gracia,  la cual fue aprobada el 16 de diciembre de 2010 por el Congreso Nacional, y donde se aclararon dudas respecto al monto económico de su ejecución, y Angelino Garzón se comprometió  a reunirse con el Presidente Santos para buscar la respectiva sanción de la ley.

Además, el Vicepresidente Garzón acordó con Fecode, una reunión con el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Carlos Echeverry, donde se  le mostrará el estudio económico hecho por el Senador Luis Carlos Avellaneda respecto a la implementación de la Pensión Gracia, el cual es de 500 mil millones de pesos por retroactividad y 1 billón de pesos por expectativas futura, y no 8 billones de pesos como se había planteado en el último debate en el Congreso de la República

Respecto al Tema de derechos humanos, Fecode y la Vicepresidencia de la república firmaran una declaración pública donde condenarán las amenazas y extorsiones que han sido objetos varios educadores en el país, asimismo se rechazará el reclutamiento de niños para los grupos armados ilegales, además se exigirá el respeto de las instituciones educativas como territorios de paz, aseveró Luis Eduardo Varela.

Otro asunto de vital importancia para los docentes colombianos es el aumento salarial, donde Fecode le mostró al vicepresidente Garzón un estudio económico, mostrando la pérdida real del poder adquisitivo de los salarios de los maestros en 2008 y 2009, por tanto es necesario un incremento justo en las remuneraciones.

Por último, Fecode denunció  las violaciones reiteradas al derecho de asociación y la negación de los permisos sindicales a los representantes de las filiales de la organización en los 32 departamentos del país, y exige un compromiso claro por parte del gobierno nacional a garantizar la actividad sindical.