Fortalecimiento del peso tiene en jaque al empleo

Economía
Typography

{image}http://www.eldia.co/images/stories/270910/004.jpg{/image}La revaluación del peso colombiano respecto al dólar sigue con paso fuerte, lo cual tiene preocupados a los empresarios y exportadores del país, porque su tasa de ganancia disminuye considerablemente por una baja en sus ingresos netos cuando realizan  los respectivos cambios monetarios.

Como es costumbre, los exportadores han vuelto a amenazar al gobierno nacional con despedir personal, en caso de continuar la revaluación porque no es garantía mantener los negocios a pérdidas.

Las voces de preocupación no se han dejado de escuchar, porque organismos como la ANDI, FEDESARROLLO; ASOBANCARIA, incluso, el Ministerio de Hacienda, le han solicitado al Banco de la República, intervenir en el mercado de la divisa norteamericana y parar su pronunciada caída.

Parece sorprendente que la Junta Directiva del Banco de la República, en su última sesión oficial, haya decidido no intervenir el dólar, aunque aceptó el mantenimiento de las reservas internacionales  mediante la compra diaria de 20 millones de dólares mediante el sistema de subastas competitivas.

Igualmente, en un comunicado oficial del Banco de la República, anuncia que dicha entidad seguirá trabajando con el Ministerio de Hacienda y Crédito Publico, para fortalecer los mecanismos de intervención y esterilización usados por el gobierno nacional, en caso de una apreciación fuerte de la moneda nacional, ya sea, ante el dólar o el euro.

Es hora de cambiar las funciones del Banco de la República, no se puede tener una banca nacional pensando solamente en garantizar un nivel de precios estables, independientemente del comportamiento de variables económicas como el desempleo,  la política cambiaria y el mercado interno.

La economía nacional, no puede estar fundamentada en el libre comercio, es necesario desarrollar las fuerzas productivas, tanto agropecuarias como industriales, fortalecer el mercado industrial y sobre todo garantizar una demanda interna sostenible.