Sindicalistas del sector financiero participan en conferencia de la UNI

Economía
Typography

{image}http://eldia.co/images/stories/231110/001.jpg{/image}Del 9 al 12 de noviembre de 2010, se realizó en  Nagasaki - Japón, la tercera conferencia general de la UNI, organización sindical a nivel global, la cual cuenta con 20 millones de afiliados en el mundo entero y agrupa sindicatos hoteleros, de seguridad, transporte, financieros, entre otros.

La Unión de Empleados Bancarios (UNEB), organización sindical del sector financiero colombiano, es miembro de la UNI, y por tanto, contó con una delegación en dicha conferencia mundial, vital de gran importancia para la clase trabajadora de los 5 continentes.

Hildebrando León, Presidente de la UNEB, manifestó que la realización de la conferencia de la UNI en Nagasaki, ciudad bombardeada por Estados Unidos con la bomba atómica,  tiene un significado profundo,  porque demuestra la voluntad de los trabajadores por una paz duradera a nivel mundial, libre de armas de destrucción masiva.

El Congreso de la UNI  fue denominado “Rompiendo Barreras”, donde se acordó  promover el desarrollo de las organizaciones sindicales en las distintas empresas del mundo, principalmente en las  multinacionales y transnacionales, aseveró Hildebrando León.

Igualmente,  la conferencia de la UNI  aprobó la necesidad de ampliar la base sindical a nivel mundial de sus organizaciones filiales, priorizando en los  jóvenes y las mujeres, así como la defensa del derecho de asociación, el mejoramiento del bienestar de los trabajadores, y la estabilización laboral.

Un punto de vital importancia, aprobado por la UNI es la necesidad de una paz duradera en Medio Oriente, lo cual muestra el compromiso de los trabajadores sindicalizados en ayudar en la solución de los conflictos mundiales y de los grandes problemas que azotan el mundo, como el hambre, los desajustes económicos, entre otros.

En un mundo globalizado, donde las multinacionales violentan los derechos de los trabajadores en diferentes países del mundo pasando por encima de las leyes nacionales, es necesario aunar esfuerzos en promover la unidad de los trabajadores  a nivel internacional para lograr una mayor defensa de sus reivindicaciones.