El Derecho a la Alimentaci?n y el Hambre Oculta

Laboral
Typography
La deficiencia de micronutrientes, la llamada Hambre Oculta, que hace referencia a las carencias nutricionales de hierro, calcio y vitaminas causantes de retrasos severos en el crecimiento, bajo rendimiento escolar, mínima resistencia a las enfermedades infecciosas, mortalidad materna y perinatal.  El ICBF hizo para Colombia la Encuesta Nacional de Situación Nutricional, Ensín -2005 La Ensín midió además la vulnerabilidad alimentaria y muestra que en el 58,2% de los hogares rurales del país un miembro de la familia se acuesta sin comer y en los hogares urbanos, 35 de cada 100.
 
Las cifras son mayores en la zona rural, en el nivel 1 del Sisbén y en la región Atlántica: con 39,1%, 47,7% y 45,1%, respectivamente. Estas cifras están dentro del nivel alto en América Latina.  En este grupo de riesgo se encuentran también las madres gestantes. De cada 100 mujeres, 44 tienen anemia, una deficiencia que si no es tratada oportunamente genera consecuencias graves que pueden comprometer la vida tanto de la mujer como del bebé, muestran que el 33,2% de los niños menores de 5 años y el 37,6% de niños de entre los 5 y los 12 años de edad presentan anemia por deficiencia de hierro.

Nubia Ruiz, del Instituto de Estudios Urbanos de la UN, en el 2004, muestran cómo Chocó, Nariño y Boyacá son los sitios en donde más niños se mueren de hambre. La mortalidad por desnutrición como causa básica en Colombia fue de 6,5 defunciones anuales por 100 mil habitantes en el periodo 1998-2004.

En Colombia, el 63,7% de las personas presenta deficiencia en la ingesta de energía y el 16% supera las cifras recomendadas. La prevalencia de deficiencia en la ingesta de energía fue mayor para la zona rural y el nivel 1 del Sisbén. Los mayores porcentajes de individuos en riesgo de deficiencia de ingesta de energía se presentaron en la región Atlántica, con el 75,3%, Amazonia y Orinoquia, con el 72,8%, y la pacífica, 70,3%.El hierro está presente en carnes rojas y se encontró que, entre los 14 y 18 años, la población que no consume suficientes cantidades de este micronutriente alcanza un 33,2% de deficiencia en la ingesta. Cifra muy elevada que ratifica los riesgos nutricionales de la población adolescente.

La Presidencia de la República creó el programa Familias en Acción, una iniciativa del gobierno para entregar subsidios de nutrición a niños menores de siete años y un subsidio escolar a niños entre 7 y 18 años que pertenezcan a las familias del nivel 1 del Sisbén. Su cobertura en términos de beneficiarios es baja, a pesar de que hace presencia en un alto porcentaje de los municipios más pobres del país.  En contraste, se aprueban acciones que atentan contra el acceso a los alimentos, como en la Reforma Tributaria del 2007, en la que, según el artículo 33, se grava el 10% a los alimentos de la canasta básica, limitando aún más el acceso de las familias con menores recursos económicos a una alimentación nutricionalmente adecuada.

En relación con la ausencia de micronutrientes, que provoca el Hambre Oculta, no hay estrategias, ni directrices. El responsable del tema es el Comité Nacional de Micronutrientes, Codemi, integrado por el Ministerio de la Protección Social, el ICBF, Instituto Nacional de Salud y el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos, Invima.

Bibliografía
Sara E. Del Castillo M.
- Coordinadora Observatorio de Seguridad Alimentaría y Nutricional de la UN.  
- “Seguimiento a las Recomendaciones de las Naciones Unidas a Colombia en el tema de los Derechos Humanos”: Situación del Derecho Humano a la Alimentación. Informe elaborado por Juan Carlos Morales González, miembro de la Secretaría Técnica de la Campaña Nacional por el Derecho a la Alimentación -  Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo. 9/VII/07. Bogotá.