Telef?nica una empresa sin libertad sindical

Laboral
Typography
Telefónica llega a Colombia en 1999, hasta entonces era de las multinacionales mejor posicionadas en los mercados europeos. Compuesta por 20 empresas, entre ellas de telefonía fija y banda ancha, telefonía móvil, publicidad e Internet, con presencia entre 35 países, es la cuarta operadora del globo.

 En Colombia, Telefónica ofrece servicios a través de procesamiento de datos (Telefónica Data Colombia), Internet (Terra), y Cali centers (Atento). Para el 2004 compró los activos de Bell South en Latinoamérica quedando como el segundo operador de telefonía móvil en Colombia con Telefónica Movistar. En el 2006 adquirió Telecom por tan solo 853.577 millones de pesos con el 52% de acciones de la ex empresa estatal y siendo la empresa líder del sector. Obteniendo Telefónica un alcance excepcional en 998 municipios, además del 59% del mercado a larga distancia ubicándola como la 15a. empresa mas grande del país.
La multinacional Telefónica hace parte de los grandes conglomerados españoles como UNION FENOSA; Entrecanales que se encuentra comprando las empresas públicas de nuestro país, a través de la privatización de las políticas neoliberales que el gobierno ha venido implementando en las últimas dos décadas en sectores estratégicos como el eléctrico e hídrico, sin embargo, el caso que nos corresponde hoy, es el de Telefónica, actual fortín de las comunicaciones en el globo; para el 2006 tuvo utilidades netas de US$ 3.392 millones en el mundo.
Los trabajadores de Telefonía tienen un salario laboral basado en su productividad; en Telecom muchos de ellos trabajan 48 horas semanales, de las cuales no se pagan horas extras, y el salario no corresponde con la adecuada contraprestación. El salario básico para los operadores es de 800.000 mil pesos sin seguridad social de ningún tipo. En el 2005 se emprendió un programa de formación laboral para los trabajadores fijos y a nivel ejecutivo mas de 120 personas se han ido a formarse en España y Perú, poniendo en marcha un programa de “intercambio de proyectos” donde los ejecutivos se queda por un año en otra filial.
Relaciones con sindicatos
La USTC filial de la CUT no tiene trabajadores de Telecom, se cuenta con tan solo 265 socios a nivel nacional que trabajan con el sector de las telecomunicaciones, perdiendo el 96% de los afiliados en un periodo de tres, muestra de la políticas anti-sindicalistas de la empresa española. Despidos masivos, no descuento de cuotas sindicales de las nominas, discriminación a dirigentes sindicales, etc. Son algunas de las acciones emprendidas y apoyadas desde el gobierno. En Movistar, los trabajadores trataron de iniciar un sindicato de base, sin embargo fueron despedidos los miembros antes de que se presentaran el registro ante el ministerio de la Protección Social. Ellos contradicen lo firmado en el 2002 con la Unión Internacional de Sindicatos UIS, donde Telefónica se comprometía a respetar y garantizar los derechos fundamentales del trabajo y específicamente los derechos de libertad sindical.
Telecom no tiene una política explicita para combatir la discriminación en el empleo y para asegurar la equidad salarial y de oportunidades para mujeres, grupos étnicos, jóvenes, o discapacitados. Contrario al Código Etica de Telefónica, ya que establece para todas las filiales, que la empresa asume responsabilidades con sus otros stakeholders (partes interesadas), y se compromete a no divulgar los datos personales de sus clientes, favorecer el uso de proveedores locales, reducir los efectos ambientales de sus operaciones, y en general, contribuir al desarrollo social y económico de los países donde opera.
En el ámbito laboral, tanto Movistar como Telecom siguen acudiendo en gran escala a formas precarias de contratación para minimizar sus costos laborales, violando el derecho de estos trabajadores a un empleo estable en condiciones dignas.
El Grupo Telefónica se ha comprometido a seguir las directrices del Código de Sostenibilidad de la Organización Europea de Operadores de Telecomunicaciones, una norma voluntaria que promueve el desarrollo de tecnologías sostenibles, Telefónica publican informes anuales, según las directrices del Global Reporting Iniciative, difundido a través del Internet y en reuniones con sus stakeholders, donde advierten que dejarán de subsidiar las líneas telefónicas fijas en regiones rurales y en barrios pobres en la manera que hizo Telecom, dado que el modelo económico actual de la empresa no permite que se presten los servicios en localidades sin rentabilidad.
Se debe presionar a la casa matriz de Telefónica para que envíe una señal a sus empleados colombianos para asegurarles que son libres para ejercer su derecho fundamental de organizarse en un sindicato, si lo desean. Solicitamos el acompañamiento de los demás sindicatos que representan a los trabajadores de Telefónica en otros países, y especialmente de los sindicatos de la casa matriz (sobre todo, la UGT y Comisiones Obreras), para que esta multinacional cumpla plenamente con todas sus obligaciones sociales y laborales con sus trabajadores, consumidores, proveedores, y otras poblaciones involucradas en Colombia.



Si tiene alguna sugerencia o comentario escribanos a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.