En Sintraelecol temen despido de 1.200 trabajadores

Laboral
Typography

Directivos del Sindicato de Trabajadores del Sector Eléctrico Colombiano (Sintraelecol) temen que el nuevo modelo organizativo que impondrá la multinacional española Unión Fenosa en sus filiales Electricaribe y Electrocosta deje sin funciones a por lo menos 1.200 trabajadores y estos queden cesantes.

Los temores fueron expresados a la Agencia de Prensa IPC por directivos sindicales, quienes no encuentran coherencia entre los sacrificios convencionales que han venido haciendo desde 2001, que le han significado a la empresa ahorros por 600.000 millones de pesos, y la idea de la compañía de aplicar un modelo organizativo que, según Sintraelecol, apunta a contratar la totalidad de las funciones con terceros.

"Este martes 8 de mayo llega al país Juan Luis López Cardenete, un alto directivo español de Unión Fenosa, quien le dará la bendición al modelo corporativo que, como hemos venido denunciando, dejará sin trabajo a por lo menos 1.200 personas", dijo uno de los sindicalistas consultados, quien pidió la reserva del nombre.

El modelo fue aprobado en febrero de este año y perfeccionado en la última semana de abril con el fin de presentárselo a López Cardenete.

Dentro de las funciones de las 1.200 personas que saldrían se encuentran los operadores de las subestaciones en los distritos de Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar; así mismo, los técnicos de las líneas, los lectores de contadores y el personal de las oficinas de atención al cliente.

De acuerdo con Sintraelecol, en diciembre pasado ya salieron 100 trabajadores y el temor es que en el transcurso de 2007 sean retiradas de la empresa 1.200 personas más.

El nuevo modelo, de acuerdo con las explicaciones dadas por Sintraelecol, se estructura de manera vertical, encabezado por unidades corporativas que administrarán el proceso de explotación del mercado eléctrico en siete departamentos de la Costa Norte colombiana y que requieren pocos trabajadores, y allí donde se necesiten se contratará el servicio.

En total, las unidades son cuatro: Energía Empresarial, que atiende el mercado no regulado; Energía Social, que atiende barrios subnormales; Electrocaribe y Electricosta, que atiende los clientes de los estratos 3, 4, 5 y 6; y Energía Comunitaria, que, a través de medianas y pequeñas empresas, atiende diversas zonas urbanas calificadas de difícil gestión.

"En ese modelo, ¿dónde vamos a quedar los trabajadores? No tenemos cupo, porque la estructura es de orden corporativa de primer, segundo y tercer nivel de mando; de ahí hacia abajo, donde está el personal sindicalizado, viene la operación y el mantenimiento, y eso lo vienen haciendo a través de terceros. La aplicación de ese modelo será una masacre laboral", advirtieron las fuentes.

Por otro lado, en Sintraelecol insistieron que "esa masacre laboral" no se compadece con los sacrificios que el sindicato ha hecho desde que Unión Fenosa, en el año 2000, adquirió las electrificadoras de la Costa.

"Para que nos dejaran trabajar hemos entregado conquistas laborales que le han ahorrado a la compañía 600.000 millones de pesos. En la última convención, firmada el 5 de mayo del 2006, pactamos hasta el 2010 reajustes de salarios y pensiones por debajo del IPC (índice de precios al consumidor) que establezca el Dane. Todo esto es una violación sindical, entregamos nuestras conquistas para que nos dejen trabajar y ahora nos quieren fuera".

Para Sintraelecol, lo que viene para los trabajadores de Electricaribe y Electrocosta "es inaceptable en el país".

La Agencia de Prensa IPC conoció que en los próximos días el modelo organizativo le será expuesto al gremio sindical eléctrico con lo cual se espera despejar las dudas y alejar los temores de los despidos masivos.